Taiwán Líquida su deuda externa en 2011





En plena crisis financiera internacional y con la deuda externa de la mayoría de países aumentando de forma astronómica, ha tenido lugar un evento particular y ciertamente inusual. Un país acaba de cancelar la totalidad de su deuda externa.

A finales del 2011 Taiwán pagó el último tramo de 238.238 dólares que debía a la Asociación Internacional de Desarrollo-AID (subsidiaria del Banco Mundial). Según el viceministro de finanzas, Tseng Ming-Tsung, “Hemos ingresado en la lista de los cinco países que no tienen deuda externa después de cancelar la última cuota del préstamo que recibimos hace apenas 50 años.”


Taiwán pidió un préstamo a la Asociación Internacional el Desarrollo en 1961 con el objetivo de financiar diversosproyectos de desarrollo, incluyendo la compra de buques de dragado, exploraciones de aguas subterráneas, sistemas de distribución de agua potable así como la creación de una empresa de fondos de inversiones para el desarrollo. La AID ofreció a Taiwán un período de gracia de diez años, de esta manera se empezaron a hacer los pagos en cuotas por 40 años y Taipei comenzó a devolver la deuda a plazos de seis meses del año 1972, sin la necesidad de cancelar ningún interés.

¿Qué es la deuda externa?



La deuda externa es la suma de las deudas que tiene un país con entidades extranjeras. Se componen de deuda pública (la contraída por el Estado) y deuda privada (la contraída por particulares). La deuda externa con respecto a otros países se da con frecuencia a través de organismos como el Fondo Monetario Internacional o el Banco Mundial.

Tseng explicó que “Desde la década de los setenta nuestro gobierno rara vez ha pedido préstamos extranjeros, ya que disponíamos de abundantes ingresos tributarios, además, tan sólo diez países, entre ellos Brunei, Mongolia, Papúa Nueva Guinea o Liechtenstein están libres de deuda externa” [nota del editor: Mongolia y Papúa Nueva Guinea, sí tienen deuda externa].

Sin embargo, el préstamo de la AID no es el único que ha recibido la isla. Entre 1960 y 1970 también solicitó préstamos de Arabia Saudí y los Estados Unidos para ayudar a financiar la construcción de autopistas y la electrificación del ferrocarril. Sin embargo, estos dos préstamos fueron liquidados en diciembre de 2003 y junio de 2004, respectivamente.

El hecho de no ser miembro del Banco Mundial hace que no pueda obtener préstamos a bajo tipo de interés de las entidades financieras internacionales. Sin embargo, el sector privado de Taiwán cuenta con grandes fuentes de capital para poder financiar proyectos locales sin la necesidad de acudir al mercado exterior.

El club de los países sin deuda externa



Según la CIA World Factbook, junto a Taiwán existen otros cuatro países que no poseen deuda con entidades extranjeras. Se trata de países de tamaño minúsculo, ricos en recursos naturales, paraísos fiscales, o con importantes ingresos turísticos. Los países son, además de Taiwán, Brunei, Palau, Macao y Liechtenstein.

Aunque los resultados muestran la liquidación de la deuda externa, Taiwán presenta un fuerte deuda interna. Las deudas del Gobierno llegarán a 171.784 millones de dólares el próximo año, representando el 37,3 por ciento del producto interno bruto (PIB) anual. No obstante estos resultados, Tseng afirmó que buena parte del déficit ha ido disminuyendo, gracias a la expansión del PIB y la reducción en la cantidad de la deuda.


Share on Google Plus

About Andrés Enrique Escoto Castro