La India construye una red de metro para más de cinco millones de personas

Para desarrollar este megaproyecto, se deben perforar túneles gemelos de 4,45 kilómetros. Imagen: railway-technology.com


El megaproyecto se desarrolla en Bangalore y precisará de la excavación de cuatro kilómetros y medio de túneles gemelos

Un megaproyecto ferroviario se lleva adelante en este momento en la India: se trata de una nueva red de metro en Bangalore, una de las ciudades más importantes del país asiático. La ampliación del metro resulta vital en esta zona, dados el gran crecimiento poblacional y los profundos problemas de tráfico que la caracterizan. La nueva red beneficiará a un total de 5,4 millones de personas, y para su construcción será necesario excavar 4,45 kilómetros de túneles gemelos. Por Tendencias 21 (ver original).

La India afronta uno de los proyectos más importantes de su historia en el ámbito ferroviario: el desarrollo de una nueva red de metro en Bangalore, que requerirá la excavación de 4,45 kilómetros de túneles. Con esta infraestructura se pretende hacer frente al crecimiento poblacional de la región, y a las problemáticas en torno al tráfico urbano. La nueva red estará destinada a una población de 5,4 millones de personas.

Bangalore es la tercera ciudad más grande de la India, y se enfrenta a problemas de congestión del tráfico similares a los que se encuentran en Nueva Delhi, Bombay y Calcuta. Su población está creciendo de forma sorprendente, con un promedio que supera el 3% anual y un incremento récord del 12% anual.

Los 5,4 millones de residentes en la zona precisan diariamente el sistema de transporte público, que en consecuencia se encuentra colapsado. Como resultado de esta realidad, la cantidad de vehículos individuales también aumenta drásticamente, lo que complica aún más la situación.

Alrededor de 1.050 nuevos vehículos se registran diariamente en Bangalore. Atendiendo a esta tendencia, y considerando además el crecimiento económico de la India, la administración local ha decidido llevar a cabo una ampliación en la red de metro, destinada justamente a descongestionar el tráfico urbano.

Compleja ingeniería subterránea


Recientemente han comenzado los trabajos de excavación de los túneles, para los que se emplearán por primera vez en la India máquinas perforadoras TBM (Tunnel Boring Machine).

El inicio de los trabajos y las características del proyecto han sido difundidos a través de artículos en medios especializados, como tunnelsonline.info y railway-technology.com. Actualmente, hay dos nuevas líneas de metro en construcción en Bangalore: el corredor norte-sur y el oeste-este.

Las acciones se llevan a cabo a través de una operación conjunta de la firma taiwanesa Continental Engineering Corporation (CEC) y la empresa india Soma. CEC está a cargo de la construcción de los túneles, mientras que Soma está encargada de la excavación necesaria para las nuevas estaciones.

Los túneles gemelos serán completamente excavados con perforadoras TBM, y tendrán un diámetro interno de 5,6 metros cuando estén concluidos. Asimismo, estarán dotados de una protección desarrollada en segmentos prefabricados de 1,5 metros de ancho, que también formarán parte de la estructura.

Desafíos a encarar



Majestic se llamará la estación de intercambio entre el corredor este-oeste y las líneas norte-sur. El contrato para la estación no ha sido aún firmado, por lo tanto tampoco se conoce con exactitud el coste final del proyecto. Existen algunas preocupaciones con relación a este tema, ya que esto podría retrasar la finalización del proyecto. En principio, se prevé que las obras estén concluidas a finales del próximo verano.

Por ahora, sin embargo, la atención se centra en las obras que se llevan a cabo en los túneles. Uno de los inconvenientes al respecto tiene que ver con el posible impacto del trabajo de las perforadoras sobre las construcciones presentes en la superficie. De esta forma, la actividad debe desarrollarse con sumo cuidado para no afectar a los edificios más frágiles de Bangalore.

Existe un único tramo del proyecto en el que el equipo de trabajo y diseño no fue capaz de mantener todos los edificios fuera de la zona de influencia de los túneles. Según la operadora del metro, Bangalore Metro Rail Corporation (BMRC), se acepta la posibilidad de generar pequeños daños en los edificios locales, que no deberían pasar de grietas de cinco milímetros de ancho.

Por otro lado, el proyecto ha incluido el asesoramiento del National Institute of Rock Mechanics de la India, con el propósito de disminuir al máximo los riesgos estructurales relacionados con las explosiones que deben efectuarse durante la obra de los túneles, como así también el impacto de las mismas en la superficie. Uno de los mayores desafíos, por ejemplo, incluye el trabajo de las máquinas perforadoras en un sector que se encuentra por debajo de ocho líneas activas de ferrocarril.
Share on Google Plus

About Andrés Enrique Escoto Castro