Bahrein prohíbe protestas anti-monárquicas en la capital

El Ministerio del Interior de Bahrein anunció que entró en vigencia este viernes la prohibición de manifestaciones públicas en las principales calles de Manama al movimiento opositor chiita Al-Wefaq.

Líderes de la Sociedad Nacional Islámica El-Wefaq, principal núcleo opositor de la mayoritaria población chiita bahreiní, señalaron que habían solicitado permiso para 25 movilizaciones este viernes en distintas zonas de esta nación del Golfo Pérsico y que la misma fue prohibida por el inicio del Ramadán (mes sagrado en la religión musulmán).

Así lo informó el jefe de Seguridad Pública, el mayor general Tariq Al-Hassan, quien dijo que si bien “las marchas están en línea con la libertad de expresión garantizada en la Constitución”,las protestas programadas “interrumpirán los servicios e intereses de las personas” y que las protestas en el primer día del Ramadán persiguen el propósito de “alterar la rutina de vida diaria de la gente”.

El Gobierno central criticó a partidos de oposición que “insisten en realizar movilizaciones en áreas vitales con el fin de dañar calzadas y establecimientos comerciales y de servicios”, además de causar impacto negativo a la economía nacional y azuzar conflictos internos.

Sin embargo los voceros del grupo Al-Wefaq rechazaron por completo esas acusaciones de esas imputaciones y anunciaron acciones, sin especificar de qué tipo, para exigir transformaciones democráticas en el país, al tiempo que lamentaron las declaraciones del jefe de Seguridad Pública del país “por vetar un derecho ciudadano a expresarse en las calles”.

El jefe de Seguridad Pública atribuyó a la oposición un plan para “socavar la seguridad y fomentar alegaciones infundadas para usarlas en la prensa y servir a estrechas intenciones políticas, además de acusar al Ministerio del Interior de oponerse a la libertad de expresión”.

Al Hassan aseguró que “la dinastía Al-Khalifa procura determinar qué sitios ofrecen las mejores oportunidades para la libertad de expresión, sin violar los derechos de los otros o afectar los intereses públicos y la economía de la nación”.

También advirtió que se considerará ilegal participar en marchas fuera de los lugares fijados y que “se tomarán acciones legales a los que irrespeten esa ordenanza”.

AFP / PL / Telesur / LibreRed.net
Share on Google Plus

About Andrés Enrique Escoto Castro