El toro que no queria morir (Historia Verdadera)


Sabiendo que iba a ser sacrificado en un matadero, un toro en Hong Kong demostró tener sentimientos. Su dolor ante la inminencia de la muerte conmovió hondamente a quienes lo rodeaban. No solamente salvó su vida. También dio una lección de dignidad. La Corte Constitucional Colombiana acaba de sentenciar que los animales tienen una vida cuya finalidad es valiosa por si misma. ¿Quieren mas pruebas?

Como se reportó en el "Weekly World News", un grupo de trabajadores llevaban al toro a una fábrica empacadora, ellos estaban a punto de matarlos para hacer bistecs, cuando estaban cerca a la puerta principal del matadero, el toro muy afligido de repente se detuvo y no quiso caminar más, se hizo hacia atrás y de pronto cayó de rodillas: el toro estaba llorando. ¿Cómo supo que iba a morir desde antes de entrar al matadero? Porque él es más inteligente que las personas.
El Sr. Shiu, un carnicero recordó - Cuando yo vi a este supuesto "estúpido" animal sollozando y con sus ojos llenos de temor y lamentación, comencé a temblar, llamé al resto para que vieran lo que sucedía, ellos estaban tan sorprendidos como yo. Continuamos tratando de empujar al toro hacia adelante, pero simplemente no quiso moverse y se quedo ahí sentado, llorando - Billy Fong, dueño de la empacadora dijo - La gente cree que los animales no lloran como los seres humanos, sin embargo ese toro realmente sollozaba como un bebé - En ese momento más de diez hombres fuertes atestiguaron la escena y fueron conmovidos.
Aquellos que son los responsables de matarlos con sus propias manos se sintieron entristecidos y lloraron junto con él. Otros trabajadores que laboraban en el mismo matadero también se acercaron a ver como lloraba el toro, el cual estaba completamente rodeado de personas, todos estaban en shock mirando la escena. 
 Tres de ellos dijeron que nunca iban a olvidar a ese toro llorando, mientras mataban a otros animales. Todos llorando, tanto hombres como el toro, sabían que nadie podría matar a ese toro.
El problema era ¿Que iban a hacer con el? al final, todos juntaron fondos suficientes para comprarlo y mandarlo a un templo budista, en donde los amables monjes cuidarían de él con amor para siempre. Después de que los trabajadores tomaron esta decisión, un milagro sucedió. Un empleado dijo - Cuando le prometimos al toro que no lo matarían, el comenzó a moverse y nos siguió .
 ¿Cómo comprendió las palabras de las personas? - Mr. Shiu dijo - Créanlo o no, esto es real, aunque suene increíble, no hay ninguna duda de que este toro cambio la vida de todos esos carniceros que presenciaron la escena tan impactante. Espero con mi corazón, que esta historia, haya cambiado también la tuya.
http://forner179.blogspot.com.es/2012/09/el-toro-que-no-queria-morir-historia.html
Share on Google Plus

About Andrés Enrique Escoto Castro