San José, un viaje no programado (día dos)


El segundo día amanecía en San José, bueno en carretera a Alajuela (Autopista Gral, Cañas), en donde ya había quedado con mi amigo salvadoreño Mauricio de que me presentará la ciudad de San José. 

Ya había conocido el lado de Alajuela y lo único que sabia era la ruta de buses de Alajuela a San José por lo cual no había de donde perderme y quería ir al Parque la Sabana, ya que había visto unas tomas muy bonitas de ese parque y para caminar un poco en la mañana. Antes de eso mi desayuno que por lo caro de la comida había comprado jamón, queso y panes para desayunar en la mañana con el café quedan ahí en la casa donde me quedaba, era algo a lo que me tenía que hacer a la idea porque habían otras cosas ricas que comer y ya eran un poco más caras.


 A la llegada al Parque La Sabana pude notar que habían cortado varios arboles, lo cual no sabía el porque de tal hecho. A pesar de ello el parque tenia algo que llamaba la atención y era que estaba bien ordenado y limpio y me recordó al Parque Bicentenario solo que a una escala más grande en caminos y el lago que luce hermoso, así como se ve en esa foto. Se hacía tarde y tenía que buscar para la Iglesia la Merced y decidí caminar sobre el Paseo Colón una calle que se extiende por cuadras y cuadras. Es ahí en donde enfrente de Banco Nacional empezó a llover y tuve que buscar refugio en un Mc Donald's del área en donde aproveche a ir al baño y luego comprar un café con un pie de manzana. Ya estando ahí aproveche de comunicarme con Mauricio para ver donde estaba. El me respondió que estaba en la universidad pero que por la lluvia no se había movido pero ya casi salía a lo cual vi que se calmo la lluvia pero me subí a un bus para tratar de llegar donde nos veríamos que sería la Iglesia la Merced.

Ya estando en la iglesia aproveche a buscar un paraguas para cubrir la necesidad de ir en la ciudad bajo la lluvia. Entre a una tienda de la cuadra a la par de la iglesia yendo hacia el centro de San José donde el mismo me costo como 2500 colones ($5 aprox.) y era un gran paraguas a comparación de uno más pequeño que era de 3000 colones (unos $6 aprox). En eso me quede esperando a mi amigo, el cual llegó 20 minutos después. Ya estando con el ya podíamos caminar por la ciudad. 

Me llevó por toda la calle del centro hasta Plaza Central en donde cruzamos a mano izquierda para incorporarnos a la calle peatonal llamada Avenida Central, un lugar el cual se convirtió en mi paseo en los siguientes días por la seguridad de la calle y el montón de tiendas en la cuales un podía ver. También la vida de la misma, algo que no conocía en San Salvador pero que se espera que mejore con el plan que el alcalde actual a implantado.

De la Plaza Central nos movimos al edificio de Correos y Club Unión, unos edificios bien cuidados y con calle peatonal pero que según podía ser transitada por carros pero a ciertas horas, o si iba hacia algunos de los locales de la zona.

Pasamos por el Teatro Nacional que a la par tenía una Plaza de la Cultura, la cual esta en remodelación algo que hay que ir a ver si la vida nos da chance de ir de nuevo a San José. También pude ver una cantidad grande de Mc Donald´s, Pizza Hut, El Tostador (cafetería de alla) y un Startbucks. Muy interesante ver como cuando hay orden en una ciudad los negocios prosperan y  dan ganas de llegar a caminar y pasar un buen rato entre las calles y conocer gente. 

No es el hecho que haya un Starbucks por dejarse ir por una marca sino el hecho de que haya la confianza de saber que tu negocio tendrá la seguridad de estar en una zona que este vigilada, transitada, donde el hacer negocios no sea a lo salvaje y algo desordenado.

Después fuimos caminando hasta llegar al Museo de Jade y Museo Nacional, los cuales no tuve la oportunidad de ir; espero en otro viaje poder visitar el de Jade el cual me fue recomendado mas que el Nacional.

De ahí nos lanzamos a la calle a seguir caminando hacia San Pedro para poder ir al Mall de San Pedro y la UCR (Universidad de Costa Rica). Me decía Mauricio: "la mejor forma de conocer la ciudad es caminando por eso no nos hemos subido en el bus. Espero que no hay problema con la caminada", a lo cual solo me quedo más que caminar, ya que era algo que tenía ratos de no hacer, recorrer una gran distancia pero al cual no me negué ya que me gusta hacer y la oportunidad se prestaba y no podía decir que no, además de aprovechar para bajar unas cuantas libras antes de llegar a casa. 

Bueno caminando llegamos al Mall de San Pedro y teniamos la opción de comer ahí pero me dijo Mauricio que salía mas cómodo comer en UCR y así servia para conocer más la ciudad.
Cuando llegamos a la zona pensé que la casualidad tal vez me jugaba a la buena y me hacía conocer a Steven un chico que me gusta y el cual sigo en Snapchat (no son muy fan de poner cosas ahí pero prefiero ver) pero no se pudo y en todo el viaje no lo pude conocer pero al menos pude conversar mas con el por medio del mismo Snapchat, tal vez en otra se pueda, uno nunca sabe.
Recuerdo que llegamos ahí y buscamos un lugar para comer, almorcé un pollo en salsa de cebolla si la memoria no me falla con arroz blanco, fríjoles y refresco de agua de jamaica, creo que me salieron 2300 colones (casi los $5), ya se me hacía algo caro lo barato allá. Luego de comer caminamos hacía la universidad, la cual estaba llena de estatuas en los pasillos o esculturas, muy hermoso la verdad.

Después de la caminada por la UCR caminos a buscar un recarga de 1000 colones para Mauricio que tenía que tener datos para comunicarse con su pareja. Buscamos en el Mall de San Pedro (este mall esta en renovación, ya que es el primer mall en construirse en San José en la década de los 90), cuando anduvimos por el mall pudimos constar de dicha renovación en los pisos del lugar y en las afueras del mismo.

Ya de ahí fuimos rumbo a San José para poder tomar otro bus e ir al Lincoln Plaza ubicado en la zona de Tibas.
El trayecto en bus fue un alivio para la espalda y los pies que ya habíamos caminado una gran distancia pero también fue tedioso por lo mismo del tráfico de las horas picos (típico de cualquier ciudad). Eran casi las 6 cuando llegamos al mall todavía había luz de día. Llegamos al mall y pude ver que habían muchas tiendas y su diseño sin igual, muy diferente al City Mall.

Me comentaba Mauricio que es de los malls mas nuevos de la ciudad, ya que tiene apenas 3 años de estar abierto, ya adentro me detuve a comprar medicina ya que estaba con principios de gripe y no quería que una gripe arruinara todo el viaje, bueno igual con gripe o no tenía que disfrutar de mi viaje no programado.

Ya después del mall  tuve que decir adios a Mauricio al menos por el día de ahora y ir rumbo hacia San José para poder tomar el bus camino a Alajuela y llegar a Villas del Arco, mas antes cenar algo en San José al igual que el día anterior me decante por ir a comer Carl's Jr y comprar una hamburguesa ahí, a lo cual no sabía que ahí había una de Blue Cheese, con lo que adoro ese queso al menos en hamburguesa. Me toco pedir con una Fanta Kolita (bebida preferida de mi amiga Eu) pero por lo mismo que ando en una vida de cero sodas solo tuve que tomar un poco para también no perder la oportunidad de la soda de allá.

Después de comer algo me fui a caminar de noche por San José para ver y conocer un poco más de la ciudad.

Y de ahí me regrese a Villas del Arco ya que el que mandaba en el viaje era la carga del celular, sin el quizás no hubiese podido estar tomando fotos pero tal vez el haber andado mas preparado en ese aspecto me hubiera gustado mas para poder disfrutar de la ciudad mas tiempo sin la preocupación de la carga. Conforme estuve ahí aprendía una sin fin de formas para optimizar la carga, aprovechar la power bank de dos que había llevado (una me salió mala) y pues llevar el cargador a la mano en los días siguientes para aprovechar cualquier toma disponible.

Espero poder comentarles pronto mi día 3 en San José, mañana o antes si es posible,



Share on Google Plus

About Andrés Enrique Escoto Castro