• Breaking News

    martes, 31 de enero de 2012

    La Mentira y sus clases


    Vía El Viaje Hacia el 2012
    por la Psicóloga Belén Casado Mendiluce Blogs

    Vamos a hablar sobre tres tipos diferentes de mentira, que tienen
    distintas repercusiones para la persona y su entorno.

    Veamos cuáles son.

    1.- La Mentira conocida como la Mentira Piadosa


    Es la más frecuente y la más practicada. Se utiliza cuando no se
    quiere herir a los demás porque decir la verdad puede resultar incómodo o
    molesto: ¿” Te has comido todo el plato que te he hecho?” –“Si, si,
    estaba muy bueno” (cuando era incomestible).

    No hay intención de hacer
    daño al otro, sino ser diplomático cuando la relación exige cuidar las
    formas y ser educado.

    2.- Mentira por falta de confianza o de libre elección


    Se da cuando ocultamos información o mentimos sobre algún aspecto
    personal de nuestra vida que no deseamos compartir con la otra persona
    porque deseamos preservar nuestra intimidad.

    No tenemos suficiente
    confianza con el otro o, simplemente, es una información que
    consideramos que pertenece a nuestro ámbito privado exclusivamente.

    No
    queremos dar explicaciones ni tampoco justificarnos de nuestras
    decisiones. Tenemos derecho a esta mentira en la medida en que decidimos
    lo que queremos compartir y lo que no. “¿En qué trabaja tu novio?” –“Es
    administrativo” (cuando es barrendero).

    3.- Mentira Dañina y/o ofensiva


    Es la mentira más difícil de detectar y la que más daño hace en las
    relaciones. La persona que miente cuenta una falsedad de ella misma
    porque quiere dar una imagen de sí determinada a los demás.

    El mecanismo
    básico es el siguiente: a base de repetirse las propias historias
    inventadas, te las acabas creyendo como si fueran verdad, construyendo
    una “realidad” paralela que para nada se ajusta a la auténtica realidad.

    Este mundo irreal acaba contaminando toda la personalidad del
    mentiroso, de manera que resulta difícil distinguir lo que es cierto de
    lo que no.

    Este tipo de mentira es como una bola de nieve que crece en
    progresión geométrica: una vez que se miente hay que mantener esas
    mentiras con otras mayores; es como el que estafa a Hacienda, que tiene
    que seguir con estafas mayores para no descubrir la primera.

    En algún
    momento, si se conoce a esa persona, se descubren las lagunas en esa
    realidad ficticia y el que miente es pillado en su propia mentira,
    aunque se defenderá rápidamente porque son hábiles manipuladores en las
    relaciones sociales.

    Cuidado con estos mentirosos compulsivos porque
    generan relaciones destructivas a su alrededor…y de los que es mejor
    alejarse.

    "Y del que miente conscientemente para hacer daño a los demás…mejor no hablar"

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Fotografía

    Politica

    Seguidores

    Archivo del blog

    Culture