Descubren nuevo calendario Maya que negaría el fin del mundo en 2012

Histórico manuscrito del Códice Dresde Maya (ROBERT MICHAEL/AFP/Getty Images)

Un nuevo calendario Maya, el cual contradice el anunciado fin del mundo para finales de 2012, fue descubierto en Xultún, Guatemala, por arqueólogos de la Universidad de Boston, con el apoyo de la National Geographic, informó la casa de estudios ayer 10 de mayo.
El equipo, liderado por el profesor William Saturno, descubrió unmural de grandes dimensiones ubicado en una antigua vivienda maya. En él se observa a un rey y su séquito, así como “paredes llenas de cálculos que ayudaron a los antiguos escribas a rastrear grandes períodos de tiempo”, según National Geographic.
"Las pinturas de aquí no las hemos visto jamás en ningún otro lugar", destaca William Saturno.
Una pequeña habitación de madera pintada que fue encontrada en una de las excavaciones realizadas en las extensas ruinas mayas de Xultún, Guatemala, la cual correspondería a principios del siglo IX d.C.
En las paredes y el techo de la sala se encuentran varias pinturas de figuras humanas. Además, otras dos paredes exhiben un gran número de delicados jeroglíficos, algunos pintados en negro o rojo y otros, grabados, según puede observarse en las fotografías publicadas del estudio.
 “Muchos de estos jeroglíficos son del calendario de la naturaleza y tienen relación con cálculos astronómicos, e incluyen al menos dos tablas relativas al movimiento de la Luna, y tal vez de Marte y Venus. Éstas, al parecer, serían sus primeras tablas astronómicas, por lo que podrían dar luz sobre los libros posteriores”, explica William Saturno en el reporte publicado en la revista Science.
El año 2010, el arqueólogo y el estudiante de Doctorado, Franco Rossi, venían inspeccionando diversos túneles para saqueo en la zona. En una de sus investigaciones, un estudiante universitario notó débiles rastros de pintura en una delgada pared de estuco. Los investigadores explicaron que, luego de limpiar el barro formado hace 1200 años, descubrieron otra pintura de color rojo: se trataba de un glifo.
"El uso que se le dio a esta sala es muy interesante", explicó Marco Rossi a National Geographic. “Se trataba de un espacio de trabajo. La gente se encontraba sentada en este banco”, pintando libros hace ya mucho tiempo desintegrados.

Qué dice el nuevo calendario
El epigrafista David Stuart y el arqueólogo Heater Hurst descubrieron que en los textos del mural hay una tabla lunar y un número anular que solo se ha visto ser utilizado para establecer las fechas de los ciclos planetarios, informa National Geographic.
Junto a estos datos se encuentra una secuencia de intervalos de números, y todos corresponden a los principales ciclos planetarios del calendario maya, agrega el analista.
Como los cálculos incluyen fechas de unos 7.000 años hacia el futuro, el equipo descarta que los mayas pensaran que el mundo terminaría en 2012. Sin embargo, los arqueólogos destacan que para ellos el tiempo era cíclico y ciertas fechas entonces se referirían a cambios.
Asimismo, explican que a los mayas les preocupaba más el fin de "su mundo", que el fin del mundo en general. De hecho, los calendarios eran utilizados para pronosticar las épocas de abundancia, de manera similar a cómo el mercado de valores se comporta hoy en día, según la National Geographic. Afirman que cuando el mural fue elaborado, la ciudad maya atravesaba una época de intensa sequía y el posible colapso de su economía preocupaba a su líder.

La "cámara de los escribas"
Los mayas usaban un complejo método de adivinación de futuro mediante la aritmética y al parecer el descubrimiento de Xultún revela más detalles de cómo era aplicado por los escribas.
Este tipo de habitación podría haber existido en todos los sitios mayas del período Clásico Tardío, pero para los investigadores es el “único ejemplo hasta ahora", destacan.
Wiliam Saturno la define como la cámara de los escribas, algo así como un pequeño edificio al lado de una enorme plaza maya rodeada de Pirámides.
En dicho espacio se cree que se desarrollaban ceremonias reales y sacerdotales. Se piensa también que existía comercio en los alrededores: vendedores ambulantes que llevaban ollas de barro entre sus productos, a partir de los fragmentos rotos encontrados.

La cultura Maya
La ciudad de Xultún fue descubierta en 1915 y se encuentra a solo 8 Km del otro gran descubrimiento, la metrópolis Maya de San Bartolo, la cual cuenta con impresionantes murales de 2000 años atrás. Dichos murales fueron estudiados por el equipo de excavaciones de William Saturno de la Universidad de Boston.
Según los arqueólogos, alrededor del año 900 d.C. la civilización maya de la zona se derrumbó por una serie de grandes sequías y tal vez por conflictos políticos. Los Mayas en esa época abarcaban partes de Guatemala, Belice y la región de Yucatán en México.

La profecía del 21 de diciembre de 2012
Como mucha gente lo ha entendido, el Calendario del Largo Conteo Maya señalaría que el 21 de diciembre de 2012 sería el fin de la civilización humana. Todo esto a partir de dos buenos motivos: la notable precisión de muchas de sus predicciones; y segundo, el hecho de que su calendario no continuara más allá de la fecha antes señalada. La gente maya no mencionó la causa.
Pero esto puede tener otra lectura. Hay gente que piensa que el significado de esto es que los seres humanos entrarán en una nueva civilización, la cual no tendría ninguna relación con la presente. (lea más aquí).
Lo que sí va quedando cada vez más claro: el 21 de diciembre de este año no significa necesariamente el arribo de alguna calamidad. Y es que, incluso entendiendo el calendario maya en su sentido puramente profético, debe entenderse también que el ser humano siempre es capaz de modificar sus actos, su entorno y su destino, pudiendo evitar así su propio fin.
Así lo entendían los antiguos: ni las profecías ni el destino están completamente predeterminados. Si cambian las circunstancias, cambiará todo lo demás. Las profecías, desde esta perspectiva, son advertencias para la humanidad. Y mucha gente que sabe esto, cree que ésa es la verdadera razón por la que muchas profecías del fin del mundo hayan venido incumpliéndose: la humanidad, lentamente, parece estar cambiando sus propias circunstancias.


La gran época
Share on Google Plus

About Andrés Enrique Escoto Castro